Suscríbete
dolor y acupuntura - juan hahn (1)

Dolor y acupuntura por Juan Hahn

El dolor es uno de los motivos de consulta más frecuente para el acupuntor. El dolor en especial el dolor crónico, que es aquel  que supera los tres meses, supone un grave problema que además de deteriorar significativamente la calidad de vida de quien lo sufre, tiene unas repercusiones sociales, laborales, económicas y familiares muy importantes.

Los puntos de acupuntura tienen unas características neurovasculares, histológicas y bioeléctricas únicas, que los diferencian del resto de la piel. Estos puntos están conectados con órganos internos (relaciones somato-viscerales) y viceversa (relaciones víscero-somáticas). Los chinos y otros pueblos no sólo orientales,  a lo largo de miles de años, a través de la observación, dedujeron que estimulando estos puntos se podía aliviar el dolor y tratar problemas de los órganos internos.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) Declaró en el año 1979 la acupuntura como terapia eficaz en numerosas patologías, una de ellas es el tratamiento del dolor.

Sobre los mecanismos que intervienen en el dolor y su alivio existen grandes incógnitas, tanto desde el punto de vista biomédico occidental como desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China (MTC).

En este texto intento explicar qué es el dolor, su clasificación, cómo se origina y transmite hasta el cerebro y qué sucede cuando lo tratamos con acupuntura; haciendo hincapié en los aspectos bioquímicos y neurofisiológicos, más que en los biofísicos, sobre los cuales las incógnitas existentes son todavía mayores, y que sería necesario abordar desde el prisma del biomagnetismo, la física del caos,  la epigenética  y la teoría cuántica. De igual manera no he contemplado el dolor desde el punto de vista de la medicina tradicional china (MTC), materia a la que dedicaré un artículo completo más adelante.

El dolor es un término muy amplio que engloba experiencias desagradables de origen sensorial o emocional asociadas con daños reales o potenciales. La transmisión del dolor queda determinada entre los sistemas excitatorios e inhibitoros, y la intensidad del dolor estará determinada por el número de impulsos. La intensidad de estos impulsos siempre será la misma, debido a la ley de todo o nada de los potenciales de acción; pero será la cantidad de impulsos lo que condicionará la intensidad del dolor, es decir,  cuanto mayor número de impulsos, más dolor, cuanto menor número de impulsos, menos dolor.

Existen unas terminaciones nerviosas libres que inervan todo el cuerpo incluyendo la piel, músculos, tendones, ligamentos, huesos y vísceras, que transmiten la información a la médula espinal, llamadas NOCICEPTORES.

Cuando el dolor tiene su origen en el área donde los nociceptores localizan un daño tisular, llamamos a este dolor, dolor nociceptivo. Cuando el dolor es el resultado de una lesión en el sistema nervioso o existe una alteración de la transmisión de la información nociceptiva a nivel central o periférico, hablamos de dolor neuropático; es característica de este tipo de dolor, la hiperalgesia (estímulos generalmente dolorosos son aún más dolorosos) y la alodinia (estímulos habitualmente indoloros son dolorosos). Cuando el dolor se origina fuera del sistema nervioso central (SNC), por ejemplo piernas, brazos, manos o píes, denominamos este dolor periférico.Y cuando está localizado en el SNC, lesiones medulares, tumores del SNC o dolor crónico hablamos de dolor central.

Cuando se produce un daño tisular se liberan y activan mediadores inflamatorios locales como citosinas IL-1 y TNF-alfa que actúan en las células endoteliales favoreciendo la migración de los leucocitos. Los mastocitos van a producir serotonina e histamina que son agentes vasoactivos mientras que los macrófagos y mastocitos liberan mediadores que inducen la vasodilatación y son los causantes de la formación del edema.  Además se liberan mediadores lipídicos como prostaglandinas, leucotrienos y tromboxanos y derivados del ácido araquidónico como ciclooxigenasas y lipooxigenasas. Entre los neuropéptidos segregados por los nervios sensoriales y leucocitos nos encontramos con la sustancia P y neurocianina A que tienen como función la transmisión de señales dolorosas, regulación de la presión sanguínea, aumento de la permeabilidad vascular y activación de la secreción de células endocrinas.

Algunas de estas sustancias bioquímicas tienen una función excitatoria, mientras que otros tienen una función inhibitoria sobre los nociceptores.

 

Una vez que esta señal se ha generado, se transmite hacia la médula espinal a través de algunas  fibras del sistema nervioso. La mayoría de estas fibras aferentes (cuando su trayecto transcurre desde el sistema nervioso periférico (SNP) al (SNC), entran por el ASTA DORSAL DE LA MÉDULA. En esta zona tiene lugar la conexión (sinapsis) con la siguiente neurona (segunda neurona). Este punto es muy importante en la transmisión del dolor, ya que aquí, tiene lugar la teoría de la compuerta (gate control theory), que describo a continuación. En este punto también tiene lugar la decusación, que es el paso de la transmisión del impulso al lado contrario del que se generó, así como complejas interacciones entre interneuronas excitatorias e inhibitorias, del tracto descendente.

LA TEORÍA DE LA COMPUERTA (gate control theory)  fue expuesta por primera vez en 1965 por Mellzack y Wall.

dolor y acupuntura por juan hahn 3

Existen varias clases de fibras nerviosas que transmiten diferentes señales desde el SNP al SNC, las más importantes en el dolor son:

Fibras A-delta-Diámetro relativamente grueso. Mielinizadas. Velocidad de conducción 20-30 mts x sg. Dolor agudo, localizado.

Fibras C-Diámetro pequeño. No mielinizadas. Velocidad de conducción 0,5-2 mts x sg. Dolor crónico, difuso.

Fibras A-beta – Diámetro grueso. Mielinizadas. Velocidad de conducción 30-70 mts x sg. Transmiten estímulos no dolorosos, como la vibración o el tacto. Fibras de gran diámetro.

La teoría de la compuerta postula básicamente que hay dos clases de fibras que intervienen en la transmisión del dolor, las fibras C, y las fibras A delta. Luego tenemos otras fibras que no transmiten dolor pero si otras sensaciones como las táctiles o la vibración. Al llegar al asta dorsal sólo está permitido el paso de la información de UNA de estas fibras, aquella que “llegue antes”. Si nosotros estimulamos las fibras A beta, esta enviará la información al asta dorsal y tendrá prioridad de acceso por ser la “más rápida”,  impidiendo la entrada de los impulsos al asta de las fibras C y A delta.Con este principio funciona una parte de la electroacupuntura y el TENS.

figura 1

® Figura 1

Desde el asta dorsal, la información se envía hacia los centros superiores del SNC, activando diferentes áreas, por un lado las formadas por la áreas corticales, que incluyen: las regiones somato-sensoriales, la corteza cingulada anterior, la corteza prefrontal y la ínsula, y por otro las  estructuras subcorticales que son: el tálamo, la amígdala, el hipocampo y el ganglio basal, todo ello en conjunto forma la MATRIZ DEL DOLOR.

Existen unos mecanismos de modulación, que desde el tálamo pueden controlar la cantidad de información que se transmite desde la médula espinal. Cuando la información alcanza los centros superiores del SNC se ponen en marcha sistemas de regulación endógena de esta señal  (analgesia endógena), uno de estos mecanismos son las vías moduladoras descendentes.

Podemos diferencias entre dolor:

AGUDO

Cumple una función protectora y se produce ante estímulos nocivos que pueden dañar el organismo.

Si el estímulo doloroso agudo se mantiene en el tiempo, se convierte en crónico, y se producen cambios fisiopatológicos que complican la terapia.

CRÓNICO

No cumple una función protectora. Se genera un bucle que hace que el dolor se perpetúe sin que exista un agente causal externo.

Los cambios que se producen cuando el dolor deja de ser agudo para convertirse en crónico se denominan sensibilización. Estos cambios se producen a nivel periférico de los nervios espinales, en la modulación espinal y en el procesamiento supraespinal.

En el dolor crónico se producen sustancias pronociceptivas y proinflamatorias, que actúan pre y post sinápticamente, retroalimentándose este proceso a sí mismo. Una de las características asociados al dolor crónico es la sensación dolorosa frente a estímulos que no lo son (alodinia), además otro de las complicaciones asociadas al dolor crónico, es que las vías inhibitorias descendentes dejan de actuar correctamente, con lo que la sensación dolorosa aún aumenta más, por ello en el dolor crónico hablamos de fenómenos de perpetuación y de amplificación.

El dolor agudo “está diseñado” a lo largo de miles de años para ayudarnos a sobrevivir, para advertirnos sobre un daño tisular (de los tejidos) y para, por ejemplo, apartar la mano de un objeto puntiagudo o de una llama evitando un daño mayor.

Pero imaginémonos a un hombre hace 150.000 años en la sabana que se ha dado un golpe y su pierna esta inflamada y siente muchísimo dolor. Lo primero que hará será tocarse la zona golpeada, que es la forma de analgesia más antigua y más básica que existe y al tocarse estará activando las fibras A-beta, éstas que transmiten el tacto pero no el dolor, llevarán el impulso mucho más rápido que las fibras A-delta y C que si transmiten el dolor; y como en el asta dorsal de la columna sólo está permitido el acceso a un estímulo, bloqueará el estímulo de las fibras que transmiten el dolor (Teoría de la compuerta). Este reflejo está conservado hasta nuestros días, cualquiera de nosotros al golpearnos con algún objeto, instintivamente lo primero que haremos será tocar o frotar la zona del cuerpo que nos hemos golpeado.

La expresión “lamerse las heridas” también tiene su origen básicamente en la Teoría de la Compuerta.

Ahora imaginemos que repentinamente aparece un león, como decía antes, el cuerpo está preparado para sobrevivir y el cerebro que reconocerá esta situación enviará un estimulo descendente inhibitorio al asta dorsal que hará que el dolor desparezca, ya que ahora es más importante luchar o escapar que preocuparse del dolor. Existen numerosos testimonios en los que soldados en el campo de batalla o víctimas de accidentes, por ejemplo de tráfico, que han sufrido graves lesiones pero que durante un periodo inicial en el que su vida estaba en peligro no han sentido dolor. Todos estos fenómenos se explican por la acción del sistema descendente inhibitorio o modulador del dolor.

 

figura 2

® Figura 2

Si tenemos en cuenta que para cambiar un código genético son necesarios 12.000 años, nos podemos hacer una idea del tiempo que ha sido necesario para que los mamíferos, y en especial el hombre, desarrolle este complejo sistema.

MECANISMOS DE ACCIÓN DE LA ACUPUNTURA

 

JH-Natural Acupuntura

 

Para que la terapia acupuntural sea eficaz, además de las agujas, también utilizaremos entre otros recursos de la Medicina Tradicional China: la electroacupuntura, láser,  moxibustión y  ventosas.

Sabemos que determinados puntos de acupuntura influyen sobre zonas concretas del cerebro y de la médula espinal para la liberación de moléculas que estimulan el sistema nervioso, todo ello determinado por la combinación personalizada de la terapia.

Cuando introducimos una aguja de acupuntura se desencadenan las distintas fases de la inflamación. La inflamación es un proceso que utiliza el organismo para reaccionar ante daños. Comienza con la liberación de mediadores de diversa índole que se liberan sobre todo por los mastocitos cercanos al área afectada. Posteriomente se producen alteraciones vasculares y efectos quimiotácticos que favorecen el trasiego de células inmunes y moléculas implicadas. El proceso inflamatorio es una situación anormal por lo que debe reducirse y para ello actúan inhibidores y antiinflamatorios.

Existen tres grandes grupos de endorfinas (analgésicos endógenos)que son:beta endorfinas, encefalinas y dinorfinas. Por medio de los ajustes de la intensidad (mA) y frecuencia( Hz) de la electroacupuntura podemos estimular la liberación de una u otra. La acupuntura analgésica tiene un efecto acumulativo ya que cuando se libera un opioide por segunda vez la cantidad liberada es mayor.

A nivel del asta dorsal, la acupuntura puede estimular la liberación de encefalina, que es un tipo de endorfina que se unen a receptores opioides y deprimen las neuronas del sistema nerviosos central, bloqueando la transmisión del dolor. Asimismo, otros neurotransmisores adicionales se liberan en el asta dorsal, que son serotonina y adrenalina. Estos neurotransmisores tienen un efecto depresor generalizado en la actividad del asta dorsal, por ello modificamos y reducimos la transmisión del dolor.

Deprimiendo la actividad del asta dorsal influimos sobre los nervios aferentes somáticos y viscerales, ya que confluyen en el asta dorsal en el mismo tracto nervioso.

El hipotálamo es uno de los mayores secretores de beta-endorfinas. Cuando estimulamos el hipotálamo éste libera beta endorfinas las cuales  estimulan la sustancia gris periacueductal, deprimiendo la señal del dolor que ha sido enviada desde la periferia.

La serotonina es otro neurotransmisor que actúa como un potente componente  en el control de la matriz del dolor. La serotonina se libera en el tronco encefálico e interviene en el sistema inhibidor descendente del dolor. Pero la serotonina no solo se libera en el tronco encefálico, sino que también se puede estimular su liberación en el asta dorsal, junto a la noradrenalina. Ambos neurotransmisores inhiben potentemente la transmisión del dolor en ambas direcciones.

La acupuntura analgésica por tanto actúa a nivel periférico, espinal y supraespinal, utilizando entre otros recursos la teoría de la compuerta y el sistema descendente inhibitorio.

dolor y acupuntura por juan hahn 9

FOTO

Descartes ya en 1664, describió de una manera muy básica la vía del dolor.

 

® Texto, Figura 1 y Figura 2 propiedad de Juan Hahn

5 Comentarios
  • Ana
    Publicado a las 10:31h, 06 febrero

    Muy completo e instructivo el documento. Muchas gracias

  • Javi
    Publicado a las 21:25h, 06 febrero

    Gracias por compartir este análisis de ese visitante o compañero que es el dolor.
    Seguro que ayudas a muchas personas a Vivir sin dolor.

  • Gema
    Publicado a las 14:46h, 18 febrero

    Gracias.
    Muy interesante.. Me ayuda a comprender un poco más y aporta un poco más de luz a mis terapias.
    Esperando el siguiente artículo.
    Un abrazo,
    Gema

  • SUSANA RAINONE
    Publicado a las 20:25h, 27 febrero

    Excelente perspectiva.muchas gracias x compartirlo

  • Geles Fernandez
    Publicado a las 12:29h, 20 marzo

    Excelente y al mismo tiempo muy accesible. Muchas gracias por compartirlo.Un fuerte abrazo. Geles

Suscríbete a mi newsletter

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Juan Hahn Terapias Naturales usará la información que suministres en el formulario para estar en contacto contigo e informarte de las últimas novedades de sus contenidos